Culebra Ley 66

•CULEBRA 66 BACK•  

•Pueblo Innovador•

•   •   •

   Hace 40 años, la Isla Municipio de Culebra se encontraba finalizando una ardua lucha contra la Marina de Guerra de Los Estados Unidos. La comunidad logro lo imposible, la victoria. Con el mismo fuego de batalla, se forjo la dirección sobre el futuro de Culebra. La LEY DE CONSERVACION Y DESARROLLO DE CULEBRA, Ley Número 66 del 22 de Junio de 1975.

   Se entendía que el lento desarrollo económico y la baja población de Culebra, debido a la presencia militar, había logrado proteger sus arrecifes, manglares, y otros extraordinarios recursos naturales de la destrucción que tantas veces ha sido consecuencia del desarrollo en otros lugares. El aprecio general hacia los bienes de Culebra, intensificado por el aumento en la consciencia popular sobre los errores pasados en el proceso de desarrollo, creo una oportunidad especial para preservar y conservar la integridad ecológica de Culebra, incluyendo sus cayos, arrecifes y aguas circundantes. Se estableció una estrategia para que el continuo desarrollo de Culebra proteja y conserve, al máximo, su extraordinario ambiente natural.

   El pueblo se inspiró a ingeniar un organismo dedicado a la conservación y desarrollo integral de Culebra mediante todos los medios adecuados. A través de la Ley Núm. 66 se aseguró que todas las agencias del gobierno actuarán solo de manera consistente con los planes y pólizas establecidas por la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (ACDC). Con valentía, ardua lucha y perseverancia, los Culebrenses lograron el derecho de la última palabra sobre lo que va y lo que no va en Culebra. Autodeterminación.

   Hoy en Culebra se impulsan programas innovadores como lo son la Reserva Natural  Canal Luis Peña, la Escuela Ecológica y las fincas de corales en la Playa Tamarindo y Punta Soldado, entre otras iniciativas que fomentan el mejor conocimiento, preservación y sabio uso de sus recursos naturales. Culebra se encuentra frecuentemente en la prensa asociada con los mejores paraísos del planeta. Visitantes viajan el mundo para presenciar su belleza extraordinaria. Todos reportan sentir “algo especial”. Un elemento que se percibe y solo se puede describir como “un bienestar”. Es un elemento ilusorio que se encuentra en cualquier esquina de la isla y a cualquier hora. Resulta ser un elemento contagioso que se contrae fácilmente, entre las risas y las sonrisas de los residentes.

   El residente es heredero de principios y valores establecidos por sus antepasados, expertos en convertir los obstáculos en oportunidades. Los héroes de la historia Culebrense son el mejor ejemplo de como enfrentar el combate con valor, valentía y todo corazón contra grandes intereses ajenos que quieren apoderarse de la tierra sin importarle el deterioro natural y cultural de Culebra. El “bienestar” del presente fue deliberadamente elaborado en el pasado. Nada de esto es casualidad. Es consecuencia de poderosas acciones legislativas y ejecutivas forjadas a fuego de batalla por un pueblo innovador.

   Conmemorando 135 años de Historia y 40 años de la Ley de Conservación, es buena hora para renovar el compromiso de guardar los recursos naturales intactos, para brindarle el mismo “bienestar” a las generaciones del futuro.

   ¡Felicidades!